Preguntas frecuentes sobre ventanas de PVC (I)

Seguramente te estés empezando a familiarizar con el mundo de las ventanas y perfiles de PVC, pero seguro que de primeras te asaltan algunas dudas. ¿A qué sí? Pues desde VEKA vamos a tratar de darte respuesta a algunas de ellas como: Cómo elegir tus ventanas de PVC, cómo elegir el vidrio más adecuado para tus ventanas de PVC y, por último, cómo sellar las ventanas de PVC y mejorar su aislamiento:

 

Primeros consejos al elegir ventanas de PVC

Breve análisis inicial

¿Qué necesidades tiene tu vivienda? Esta es la primera pregunta que te tienes que realizar a la hora de empezar a valorar qué tipo de ventana elegir para tu hogar. Tienes que tener en cuenta aspectos como, el frío, ruido, entrada de aire, humedades, seguridad, exposición al sol, etc…

En función de las características y de los valores que tenga tu hogar, la ventana debe cumplir con las mejores prestaciones técnicas para que te ayude a resolver de la manera más eficiente esos problemas de tu vivienda.

 

Saber interpretar bien los valores

Es fundamental que a la hora de elegir la ventana correcta sepas diferenciar y poner en valor los diferentes aspectos que marcan la calidad de una ventana: valores de aislamiento térmico, acústico, permeabilidad al aire, resistencia al viento y estanquidad al agua.

Entender y comprender bien estos términos te ayudarán a completar de una manera mucho más efectiva la elección de tus ventanas. Marcarán la diferencia.

 

Imprescindible elegir bien el perfil

Lo más habitual es que los fabricantes de ventanas de PVC utilicen un perfil compuesto por 5 cámaras, aunque existe una amplia variedad con modelos de 3 y hasta 7 cámaras. Normalmente el tipo de perfil más utilizado, en relación prestación – precio, es el de 5 cámaras. ¿Por qué? Porqué permite un gran grosor de vidrio y esto hace que consigas un aislamiento óptimo.

En este apartado también influye el presupuesto con el que cuentes. Si el presupuesto del que dispones es más ajustado, podrás optar a perfiles de 3 cámaras como alternativa.

 

Supervisar los herrajes

Este es el último punto que queremos resaltarte en este apartado. Suele ser un tema al que no se le presta demasiada atención pero termina siendo determinante, ya que son imprescindibles para asegurar un buen cierre evitando en la medida de lo posible la intrusión mediante el apalancamiento o efracción. Para que sepas identificarlos tienes que saber que existen dos tipos principalmente: los de tipo seta y los de presión.

Los de tipo seta se introducen en el cierre del marco- con regulación de apriete y cerraderos anti-efracción- ejercen una presión mayor y resultan más difíciles de abrir si las ventanas son forzadas.

 

ventanas de pvc

 

¿Cómo saber qué vidrio es el más adecuado?

 

Principalmente vamos a hacer hincapié en tres tipos:

  • Ventanas de acristalamiento simple o doble o incluso triple: si tienes esta duda lo más recomendable es que te decantes por el segundo o por el tercero. Actualmente son los más utilizados y los que te garantizan un mejor resultado tanto de aislamiento como de seguridad.

 

  • Vidrios bajo emisivos. ¿Habías oído hablar de ellos? Si lo que buscas es aumentar el valor aislante de tus ventanas, acertarás de lleno. Mejoran el valor aislante frente a los vidrios convencionales.

 

  • Vidrios acústicos: ¿Cuándo son más útiles? Si vives en un entorno con mucho tráfico o cuentas con un local comercial, es tu elección. Además, dependiendo del espesor de las lunas interior y exterior cubrirán un mayor o menor rango de frecuencia de sonido.

 

Cómo sellar las ventanas de PVC

¿Buscas mejorar de una manera sencilla la capacidad de aislamiento de las ventanas de tu hogar? Entonces presta mucha atención porque en este apartado te vamos a dar algunos trucos más:

 

  1. Las ventanas de PVC pueden instalarse con premarco o sin premarco: el premarco se utiliza en la instalación de obra nueva y facilita la colocación posterior de las ventanas.  A veces el frío o el calor se cuela en la vivienda a través de pequeños huecos que surgen entre el marco de la ventana y la pared, sobre todo si se ha llevado a cabo una instalación deficiente. La manera de corregir esta situación es aplicar espuma de poliuretano para cerrar los huecos o fisuras, rematando posteriormente con un sellante.

 

¿A pesar de haber dado respuesta a estas preguntas tienes más dudas? No te preocupes. Sigue muy atento y en próximos artículos responderemos a más preguntas frecuentes que nos hacéis llegar.