Qué es y los beneficios del certificado Passivhaus

Ganar en bienestar, en calidad y en confort es algo que todos buscamos en nuestros hogares. Y, ¿qué te parece si te ayudamos a conseguirlo?. Por ello, en anteriores artículos te contamos las ventajas de los nuevos modelos de construcción sostenible: método Passivhaus y las viviendas bioclimáticas. Pero en esta ocasión te vamos a contar los primeros pasos para conseguir una vivienda de consumo casi nulo: el certificado passivhaus.

 

¿Qué es la certificación Passivhaus?

En VEKA queremos que tu vivienda tenga el máximo confort, por eso la tendencia Passivhaus es la excelencia del confort. ¿Por qué? Muy sencillo. El certificado passivhaus supone que tu hogar posea la máxima clasificación de calidad (A ++++), que indicará que cumple todos los criterios de eficiencia, sostenibilidad y calidad del aire. 

Por tanto, podemos dejarte claro que contarás con una garantía de que el edificio se ajusta al cumplimento de los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut, contando con el mejor nivel de confort interior y de calidad energética.

Además, el proceso de certificación se realiza siguiendo un exhaustivo rigor durante su diseño y construcción lo que con lleva una optimizando sus costes para conseguir edificios de muy altas prestaciones térmicas, energéticas y de confort.

Pero, ¿qué requisitos tiene que cumplir tu vivienda o edificio para obtener la certificación?:

 

  • Demanda de calefacción: < 15 kWh/(m²a)
  • Demanda de refrigeración: < 15 kWh/(m²a)
  • Demanda en energía primaria: < 120 kWh/(m²a) Calefacción, agua caliente y electricidad.
  • Estanqueidad: < 0.6 renovaciones de aire por hora (valor de estanqueidad 50 Pa)

 

Este tipo de certificado Passivhaus lo puede solicitar cualquier persona siempre y cuando se adapte a los requisitos que el organismo exige. Sin embargo, te aconsejamos que para que tengas el máximo éxito durante el proceso, que cuentes con un técnico Passivhaus. Él se encargará de gestionar, supervisar y guiarte durante todo el proceso para finalmente conseguir una vivienda completamente sostenible.

Por último, queremos destacarte ciertos aspectos a los que debes prestar mucha atención y debes priorizar. Uno de los requisitos más determinantes a la hora de conseguir la certificación passivhaus son:

  • Cuidar al máximo la envolvente del edificio, es decir, el espacio que delimita la parte interior de la exterior,
  • Incluir un adecuado sistema de ventilación controlada en la vivienda

 

Con respecto a un edificio construido bajo el CTE, Código Técnico de la Edificación, un edificio

construido bajo el estándar passivhaus podía ser un 3-4% más caro, pero la amortización

es directa en cinco años”, estudio DMDV.

 

Por tanto, se trata de una propuesta aplicable a cualquier tipología constructiva, en cualquier clima y zona geográfica, y a cualquier estilo de diseño arquitectónico.

 

certificado passivhaus

 

Ventajas del certificado Passivhaus

 

  • Ahorro en la factura energética
  • Disminuye las necesidades de climatización del edificio
  • Conseguir una renovación continua del aire y muy beneficiosa para la salud al contar constantemente con aire fresco. Contando con una mejor calidad del aire e higiene en interiores
  • Apostar por el ahorro de energía y la sostenibilidad
  • Cuidar el medio ambiente contando con un edificio de energía casi nula y con excelentes niveles de confort
  • Buen aprovechamiento de la luz solar
  • Contar con una construcción estructuralmente sólida y duradera
  • Aumenta el valor de la propiedad

 

La inversión inicial necesaria está en torno a un 5-8% en edificios plurifamiliares

o un 8-10% en unifamiliares” (PEP)

 

Finalmente, queremos que sepas que si buscas una vivienda efectiva en materia de aislamiento, un edificio passivhaus es tu solución. Para conseguirlo sus paredes cuentan con unas buenas cubiertas que logran evitar los temidos puentes térmicos, es decir, aquellas zonas de las casas en las que no se ha conseguido un correcto aislamiento y se transmite con más facilidad el calor de las estancias al exterior de la edificación. Todo ello, contando con carpinterías de altas prestaciones colocadas adecuadamente sobre el aislante, para evitar pérdidas en la transición. Para ello, las carpinterías deben estar correctamente orientadas y dimensionadas, y con protección solar disponible.

 

Casos de éxito

 

ESPACIO FUTURA

 

EDIFICIO THERMOS LEZKAIRU