Las claves del concepto passivhaus o casas pasivas

Seguro que tanto si eres un particular y buscas la casa ideal para tu familia. Como si eres arquitecto e imaginas la vivienda perfecta. Uno de tus grandes objetivos será lograr crear un edificio que administre el gasto energético y logre mantener una temperatura idónea, entre otras variables, ¿no?. Entonces la mejor opción a la que puedes recurrir es a la tendencia Passivhaus o casas pasivas. Acompáñanos y conocerás todas sus claves:

 

¿Qué es el término passivhaus?

La base de este concepto es que se trata de crear un tipo de vivienda que sea capaz de mantener en su interior unas condiciones ideales para lograr así, un ahorro energético que oscila entre el 70 y el 90% respecto a una vivienda convencional.

Por lo tanto, se trata de construcciones que deben contar con un óptimo aislamiento térmico en sus paredes exteriores, deben minimizar al máximo los puentes térmicos, favorecer una ventilación mecánica con recuperación de calor manteniendo la hermeticidad del edificio y deben de contar con ventanas y puertas de altas prestaciones.

Una tendencia que se basa en 5 principios fundamentales que te ampliaremos más adelante:

 

  • Excelente aislante térmico
  • Ventanas y puertas de altas prestaciones
  • Ausencia de puentes térmicos
  • Favorecer una óptima hermeticidad al aire
  • Incluir una ventilación mecánica que ayude a la recuperación de calor

 

La principal característica es que con el estándar Passivhaus o casas pasivas se consigue el mejor confort interior y la mejor calidad del aire a la vez que el consumo para conseguirlo es insignificantemente bajo.

En definitiva, este modelo constructivo se basa en  minimizar al máximo las necesidades de climatización de la vivienda a través de la orientación correcta de las ventanas, el aprovechamiento de la ventilación o el uso de protecciones solares que impidan el sobrecalentamiento en los meses de verano entre otras medidas.

 

“Los bloques de viviendas con un consumo casi nulo y que pueden llegar a autoabastecerse alcanzando un confort térmico de entre 20º y 25º durante todo el año sin aporte de energía son ya una realidad en nuestro país.”

 

passivhaus

 

Ventanas de altas prestaciones

Las carpinterías utilizadas en estos proyectos tienen muy baja transmitancia térmica y dichas ventanas suelen estar compuestas por un doble o triple vidrio. En todas las ocasiones, se suele apostar por los vidrios bajo emisivos que permiten mantener el calor en el interior de la vivienda en invierno y en verano mantenerlo en el exterior con vidrios de control solar.

 

Ausencia de puentes térmicos

La transmisión de energía también se da en las esquinas, ejes, juntas, etc. Debido a esto, se producen pérdidas o ganancias indeseadas y las temperaturas superficiales en esas zonas suelen ser inferiores a las del resto de la envolvente, pudiendo provocar la aparición de moho.

 

Gran aislamiento térmico

Es uno de los grandes beneficios tanto en verano como en invierno. Las paredes exteriores de nuestra futura vivienda Passivhaus debe de contar con una baja transmitancia térmica.

Si tu casa fue construida antes del año 1990, probablemente no tenga ningún sistema de aislamiento térmico de la envolvente más allá de una cámara de aire.

 

 Hermiticidad al aire

En un edificio Passivhaus, la envolvente es lo más hermética posible logrando una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica. Esto se logra cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción.

 

“Todos los edificios de nueva construcción deberán ser de Consumo Casi Nulo a partir del 31 de diciembre de 2020”

 

casas pasivas

 

Beneficios para la salud con las casas pasivas

¿Sabías qué en las casas pasivas gracias a su renovación inteligente del aire, su incidencia de la luz solar y su construcción con materiales naturales ayudan a prevenir y reducir enfermedades?

Gracias a ellas se pueden prevenir infecciones de las vías respiratorias como la fibromialgia o el asma, entre otras.

 

Descubre y profundiza más sobre la tendencia Passivhaus

El sistema 𝐏𝐚𝐬𝐬𝐢𝐯𝐡𝐚𝐮𝐬 nació en Alemania a finales de los años 80, éste sistema consigue ahorrar hasta un 80% en el gasto energético de los edificios frente a los sistemas convencionales.

¿𝐐𝐮𝐢𝐞𝐫𝐞𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐫𝐨𝐛𝐚𝐫𝐥𝐨 𝐞𝐧 𝐩𝐫𝐢𝐦𝐞𝐫𝐚 𝐩𝐞𝐫𝐬𝐨𝐧𝐚? 𝐕𝐞𝐧 𝐲 𝐝é𝐣𝐚𝐭𝐞 𝐬𝐞𝐝𝐮𝐜𝐢𝐫 𝐩𝐨𝐫 𝐞𝐥 𝐜𝐨𝐧𝐟𝐨𝐫𝐭 𝐝𝐞 𝐄𝐬𝐩𝐚𝐜𝐢𝐨 𝐅𝐮𝐭𝐮𝐫𝐚, 𝐞𝐥 𝐞𝐝𝐢𝐟𝐢𝐜𝐢𝐨 𝐏𝐚𝐬𝐬𝐢𝐯𝐡𝐚𝐮𝐬 𝐝𝐞 𝐕𝐄𝐊𝐀 construido con nuestro sistema de altas prestaciones Softline 82.

Esperamos que te encante tanto como a nosotros. Conócelo de la mano de nuestro responsable de prescripción, Daniel Morales.

En definitiva, este estándar no supone el uso de un tipo de producto, material o estilo arquitectónico específicos, sino la optimización de los recursos existentes a través de técnicas pasivas.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer un poco más la última tendencia en arquitectura y construcción.

Es fundamental que las administraciones tomen partida en el asunto de manera que las ciudades sean en el futuro inmediato ineludiblemente más eficientes, sostenibles, saludables, competitivas.