Todo lo que deberías saber sobre las ventanas passivhaus

Las viviendas passivhaus y los edificios de energía casi nula han llegado para quedarse. Además, llevamos tiempo contándote todos los detalles de estos nuevos conceptos. Por ello, queremos que te sigas familiarizando con todas sus características para que apuestes por ellas. En esta semana, queremos resaltar las importancia de las ventanas passivhaus en este nuevo concepto de la arquitectura.

 

¿Qué es una ventana Passivhaus?

Una ventana passivhaus es aquella que ha obtenido el certificado expedido por el Passive House Institute, organismo que verifica el cumplimiento de sus exigentes requisitos, prncipalmente en cuanto a sus altas prestaciones de aislamiento térmico. Sin embargo, no todos los requisitos son igualares y fijos, sino que varían en función de la zona climática para la que se solicite la certificación.

¿Cómo es el funcionamiento de las ventanas Passivhaus?

  • Se consigue un máximo aislamiento: esto se consigue gracias a que se emplean materiales que garantizan un alto grado de aislamiento térmico para no permitir que las altas o bajas temperaturas penetren en el edificio y se mantenga una temperatura regular que sólo dependa de lo que sucede en el interior.
  • Ausencia de puentes térmicos: se trata de los elementos o lugares a través de los cuales se transmite el calor y el frío entre el exterior y el interior.
  • Cuentan con ventanas y puertas de altas prestaciones: como ya te hemos comentado en anteriores artículos, los huecos son los puntos más débiles de la envolvente de un edificio. Por ello, se utilizan ventanas y puertas con perfiles de altas prestaciones como los sistemas de perfiles VEKA, certificados para casa pasiva.
  • Presentan una alta hermiticidad al aire: los edificios passivhaus están sellados totalmente para evitar flujos de aire entre el exterior y el interior. Con las ventanas passivhaus evitarás sufrir estos flujos, ya que tienen un alto riesgo de provocar condensaciones y moho en la construcción. Además, reducen la sensación de confort a los usuarios y provocan un consumo energético mayor lo que repercute en un menor bienestar dentro de tu hogar.
  • Sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor: consiste en recuperar gran parte de la energía presente en el aire que sale hacia afuera para calentar el aire renovado que entra en el edificio.

 

En el estándar de edificación Passivhaus, las ventanas son uno de los pilares fundamentales para la conservación de la energía. Su gran importancia se debe a que la ventana debe aportar una serie de características:

      • Aislamiento
      • Hermeticidad
      • Seguridad
      • Captación solar
      • Protección solar
      • Luz natural

ventanas passivhaus

 

¿Qué requisitos presenta una ventana Passivhaus?

Con el objetivo de cumplir los requisitos de la certificación y ofrecerte el máximo confort térmico, este tipo de ventanas reúnen una serie de elementos de altas prestaciones que les hacen únicas y que garantizan tu máximo confort dentro de tu hogar:

 

  1. Cuentan con perfiles de PVC VEKA específicamente formulados para nuestro clima con 7 cámaras de aire en el marco y 6 en la hoja.
  2. Las ventanas passivhaus precisan de triple acristalamiento con dos cámaras llenas de gas argón. Además, los vidrios que la componen son bajo emisivos para evitar la pérdida de temperatura desde el interior.
  3. Necesita tener un coeficiente de transmitancia térmica global igual o inferior a 0,8 W/m²K, igual o inferior a 0,85W/m²K para las ventanas instaladas en el muro y contar con un factor solar mayor de 50%.
  4.  En las ventanas Passivhaus se instalan separadores térmicos de alta calidad que no tengan una tasa de transmitancia térmica alta.
  5. Finalmente te recomendamos que el montaje sea muy cuidadoso para asegurar la más completa hermeticidad y estanqueidad.

 

Como reflexión, debes saber que las ventanas pasivas presentan un grado de estanqueidad al aire muy bueno: los herrajes y las juntas reducen al mínimo el paso del aire. Además, el aislamiento térmico del vidrio y de la carpintería son muy altos, no transmitirán apenas la temperatura del exterior al interior. Hablamos de valores de transmitancia térmica de 1 W/m²K o incluso menos.

En definitiva, el sellado entre en el marco y la fachada así como el sitio exacto en el que va a ser colocada la ventana son dos elementos a tener en cuenta. Por ello, las casas pasivas suelen situar sus ventanas en las paredes sur y evitar su colocación en la zona norte.