¿Cómo aislar el ruido en nuestras ventanas?

Seguro que buscas convertir tu hogar en un lugar lleno de intimidad y, ¿por qué no?, también aportarle más eficacia a la hora de aislar el ruido en las ventanas. Sabemos que en cierta manera se hace complicado en la sociedad actual, y sobre todo en entornos urbanos pero te daremos unos consejos y claves para que consigas deshacerte de ellos.

 

¿Por qué no logramos aislar en ruido en nuestras ventanas?

 

En primer lugar, antes de poner remedio al problema debemos tratar de averiguar los motivos por los que sufrimos esa entrada de ruido en nuestro hogar:

Si las ventanas están bien cerradas o selladas, no tendríamos porque sufrir esos ruidos incómodos en nuestra vivienda. Sin embargo, muchas veces no reparamos en ello y puede ser la principal causa. Por ello, existen dos motivos:

 

  • Filtracción: si la ventana tiene orificios, huecos o aberturas puede ayudar a no ser inmunes a esos molestos ruidos.
  • Difracción: el ruido incide en nuestras ventanas y produce vibraciones que finalmente se transmiten al interior de nuestra vivienda.

 

aislar ruido en ventanas

 

¿Cómo aislar el ruido en nuestras ventanas?

Anteriormente te hemos ido dando pequeños consejos para mejorar el aislamiento acústico de tu vivienda, pero por si acaso no los has descubierto todavía, te damos unas pequeñas pistas:

 

  • Ventanas abatibles: es importante recalcarlo. La forma en la que se abren nuestras ventanas es determinante en el aislamiento. Por ello, queremos incidir en la medida más eficaz. Un sistema de de apertura practicable, ya que su cierre de juntas prensadas impide la entrada de las ondas sonoras.

 

  • Doble acristalamiento con vidrios laminados: el espesor del vidrio es otro de los elementos cruciales a la hora de combatir el aislamiento acústico. Las ventanas que más aíslan del ruido son las que cuentan con composiciones de vidrios de diferente espesor y, al menos, uno de vidrios con un espesor mínimo de 6 milímetros y que su cámara tenga un espesor mayor de 12 milímetros, para disminuir el efecto de la reverberación. Por ello, si se necesita un extra de aislamiento, los vidrios laminados son los más recomendables.

 

  • Un perfil impermeable: algo que tenemos que tener en cuenta, es que la ventana por mucho que cuente con un vidrio de calidad, si el perfil no es de calidad, no aislará del exterior. Para solucionar el problema del ruido, el perfil debe de ser impermeable al aire.

 

  • Apostar por las ventanas de PVC: por sus características se trata de uno de los mejores aislantes, ya que contaremos con un buen amortiguador natural de las vibraciones y las ondas sonoras.

 

 

 

Remedios sencillos para aislar el ruido en nuestras ventanas

 

Recurrir a las ventanas con sistemas de perfiles VEKA es la solución más efectiva pero te traemos algunos consejos que se complementan de manera satisfactoria:

 

  • Sellar las fisuras y juntas: si la entrada de ruido se produce por una de las causas que te hemos explicado al inicio de este artículo, una buena forma de impedir su entrada es recurrir al sellado de fisuras. Una medida fiable es recubrir las juntas gruesas en el exterior mediante espuma de poliuretano y rematando con silicona, y si son finas, sólo con silicona.

 

    • Otro método que es muy resolutivo es apostar por los burletes de goma aislante. Los burletes son cintas de goma adhesivas que se colocan en las juntas de la ventana. De esta manera, las hojas de la ventana junto con el marco forman un cierre hermético que evita la entrada de aire frío y la salida del calor del interior de la casa. Esta es una solución fácil y económica. Existen 3 tipos:
      • Burletes de espuma
      • De caucho
      • De silicona

 

  • Aislar los registros de las persianas: estos son otro de los accesos para el ruido hacia nuestro hogar. Para mitigarlo, podemos cubrir el hueco entre la persiana y la tapa de registro con: el poliestireno expandido, el poliestireno extruido o la lana de roca, etc... Estos materiales son los más apropiados para este tipo de aislamiento.

 

  • Instalar cortinas pesadas de tela gruesa: este se trata de un remedio más casero y que puede permitirnos amplificar el aislar el ruido en nuestras ventanas. Este tipo de cortinas ejercen de barrera acústica. Además, controlan la reverberación causadas por el ruido gracias a su material.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Cuentas con más herramientas para deshacerte de esos ruidos tan molestos? Si no es así, en VEKA estamos para ayudarte. Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.